Hombre indígena que asesino a su ex-mujer y sus dos hijos será Juzgado


Compartir: Fecha: 13/07/2017

El pasado 17 de abril fue asesinada Edith Johana Parra en el centro de Popayán, en un hecho tipificado como feminicidio perpetrado por su ex compañero sentimental Jhon Rivera quien fue capturado en flagrancia por la fiscalía. 

El hecho que causó estupor e indignación en los ciudadanos, autoridades y medios de comunicación, fue notablemente empeorado cuando 2 días más tarde, fueron encontrados sus dos hijos victimas de infanticidio, al parecer envenenados y torturados por su propio padre y enterrados en inmediaciones del Resguardo de Yaquivá, de donde eran oriundos tanto las víctimas como el victimario. 

El caso de la mujer asesinada quedó en manos de la fiscalía y este jueves 13 de julio se rinde la primera audiencia contra Rivera por parte de la justicia ordinaria. Por otra parte, el infanticidio cometido contra los niños Sek y We’pe Rivera Parra lo están manejando las autoridades indígenas a través de su jurisdicción especial ya que según la Resolución No. 01 del 26 de abril de 2017 emanada por su cabildo, el caso tuvo lugar en inmediaciones de su resguardo lo que les da el derecho de proceder de acuerdo a sus leyes con autonomía; así mismo aseguran que han solicitado quedar a cargo del caso de feminicidio registrado en Popayán dado que los involucrados estaban inscritos oficialmente como miembros del citado resguardo. 

La familia de las victimas ha manifestado su desacuerdo con tal solicitud, dado que temen que haya  laxitud y se dé el caso, donde el victimario queda pagando una corta pena carcelaria en San Isidro y luego es reclamado por el cabildo aduciendo buen comportamiento y termina viviendo en la misma comunidad donde cometió el delito.

 “Esto sería muy grave ya que de esa tragedia queda vivo un hijo adolescente quien esta notablemente afectado y sería inapropiado y hasta peligroso que el padre asesino regrese en un tiempo corto a convivir con él y el resto de la familia ya que nos sentimos inseguros” afirmó Esperanza Leon madre de la victima.

Sin embargo las autoridades tradicionales indígenas que han reclamado como suyo el caso de los infanticidios realizarán este domingo 16 de julio una asamblea donde deliberaran con la comunidad de acuerdo a sus costumbres, cual será la pena que por esos crímenes deberá recibir Rivera.

Varias mujeres indígenas quienes también sienten vulnerados sus derechos se reunieron el pasado domingo en inmediaciones de la Milagrosa con el fin de dialogar acerca de este tipo de hechos que si no son ajusticiados ejemplarmente, dejan abierta la puerta para que se repitan. 

Así mismo han iniciado una campaña de divulgación sobre las situaciones que se presentan donde la mujer y los menores son las principales victimas y pedir el acompañamiento y la veeduría de la sociedad civil, autoridades y medios de comunicación del Cauca, Colombia y el mundo para que aun en el marco de la jurisdicción especial indígena, el caso de los infanticidios ce Sek y We’pe Rivera Parra sea condenado ejemplarmente y que el feminicidio de Edith Jhoana Parra siga siendo juzgado por la justicia ordinaria a la que también solicitan una pena que responda a la gravedad del hecho.

En ese sentido la familia de las víctimas y las mujeres que conforman el grupo de apoyo, hacen una convocatoria abierta a las organizaciones de mujeres y otras que estén en defensa de la vida y la dignidad, así como a los medios de comunicación a hacerse presentes y acompañar la asamblea que tendrá lugar en la vereda la Milagrosa  municipio de Inzá al oriente del Cauca, a partir de las 9 de la mañana.