Se celebra una década del fenómeno de las Kardashian


Compartir: Fecha: 01/09/2017

Escrito por Germán Campo / En 2007, se estrenó en el canal E! una docuserie sin barniz de una familia de Los Angeles lanzadas en el canal E !, que cambió para siempre la televisión de reality, la imagen corporal femenina, las redes sociales y, sobre todo, la economía de las celebridades. 

El 24 de septiembre, un especial de 90 minutos celebrará el décimo año de la serie y las estrellas y los productores de la megafranquicia incluidas sus nueve series televisivas derivadas, cientos de millones de dólares ganados revelaran los secretos de su improbable explosión en el espíritu de la época.

 En el epicentro de esta exitosa formula televisiva sin precedentes está el reality "Keeping Up With the Kardashians de E!", un registro en vivo de una familia felizmente disoluta conformada por Kourtney, de 38 años; Khloe, 33; Rob, 30; Kendall, 21; Y Kylie, 20; Así como la matriarca Kris, de 61 años, y su ex Caitlyn Jenner, de 67 (quien en 2015 dejo de ser Bruce). 

Es un hito inexplicable para un programa que, en su concepción, ofrecía a los televidentes poco más que un lente voyeurista en las vidas de una familia adyacente a las celebridades, pero rápidamente se convirtió en la nave nodriza de todas sus extensiones de producto y la plataforma a través de la cual Kris y sus cinco hijas se introdujeron en la era de la celebridad de los realities como una marca. 

"Keeping Up With the Kardashians" ahora se transmite en 167 países, cuenta con nueve series derivadas hasta la fecha y se ha convertido en la serie más vista de  E! Entertainment desde 2010. 

Y si bien alcanzó su máximo en 2011 con 10,5 millones de espectadores durante dos noches para la boda de cuento de hadas de Kim con Kris Humphries (se divorciaron después de 72 días), sigue promedios al alza de 2,1 millones cada domingo en su temporada número 13. En 2015. 

E! acordó un acuerdo de 80 millones de dólares para mantener a la familia durante la temporada 14. Pero eso es una miseria en comparación con el imperio de moda y estilo de vida que han construido en una tienda en el Valle. 

Con un alcance combinado de redes sociales de 700 millones de seguidores y cinco insanos aplicaciones rentables, la familia recauda millones de dólares de una mezcolanza de ofertas de respaldo, apariciones pagadas y productos que se agotan