George A. Romero, director pionero del cine de terror, muere a los 77 años


Compartir: Fecha: 23/07/2017

Escrito por Germán Campo / El abuelo de las películas de zombis modernas sucumbió al cáncer de pulmón.

George A. Romero, director de "La noche de los muertos vivientes", que ayudó a convertir a los zombis en un fenómeno de la cultura pop, murió mientras dormía el domingo en la mañana a la edad de 77 años.

 El icono del cine de terror falleció después de dar una "breve pero agresiva batalla contra el cáncer de pulmón" mientras escuchaba la partitura de la película de 1952 “The Quiet Man” y estaba acompañado por su familia, dijo su socio productor Peter Grunwald al diario Los Angeles Times.

 Nacido en la ciudad de Nueva York de padre de origen cubano y una madre estadounidense de raíces lituanas, Romero dejó la ciudad para asistir a la Universidad Carnegie Mellon en Pittsburgh, Pensilvania. 

Al graduarse en 1960, comenzó su carrera haciendo comerciales y cortos,  una compañía llamada Image Ten Productions que formó con un grupo de amigos y con un presupuesto muy reducido - filmó “La noche de los muertos vivientes”, que se convirtió en un clásico de culto del terror que introdujo a los zombis que comían carne humana a una generación de fanáticos del cine. 

Considerada como una de las películas independientes más exitosas de todos los tiempos: filmada por aproximadamente $ 114,000 dólares, la película recaudaría aproximadamente $ 30 millones en la taquilla y sería pionera en el subgénero de zombis que llevó a una serie de imitaciones y secuelas y cambió el género de terror para siempre, influyendo en toda una nueva generación de cineastas desde John Carpenter a Tobe Hooper y recientemente a Edgar Wright, el creador de “Walking Dead” Robert Kirkman y Quentin Tarantino. 

"Siempre nos referimos a “La noche de los muertos vivientes”, como el Santo Grial de las películas de zombis", dijo el productor ejecutivo de “The Walking Dead”, Greg Nicotero, a Rolling Stone en 2013. "Todas las reglas - tienes que disparar en la cabeza para Matarlo - antes de 1969, ese pedacito de folklore no existía, ahora es parte de la cultura popular, así que debemos mucho a la visión de George y al mundo que él creó ".