Reacomodo de fuerzas. Por: Felipe Solarte Nates

Imagen de Reacomodo de fuerzas. Por: Felipe Solarte Nates


Superada la primera prueba camino a la presidencia de la República, los aspirantes a llegar a la segunda vuelta, hacen sus cálculos y movimientos de acuerdo a los resultados obtenidos por sus listas a Cámara y Senado, aunque para las presidenciables el voto de opinión puede deparar sorpresas.


Por haber acudido al mecanismo de las encuestas por votos durante las semanas previas al 11 de marzo, los candidatos Duque y Petro, que ganaron en sus movimientos, fueron más visibles en los medios de comunicación para exponer sus tesis y propuestas y arrancan con gran favoritismo desde el partidor para la primera vuelta, que será abierto el 27 de mayo.


Sin embargo aspirantes como Vargas Lleras, con su partido Cambio Radical ganando más curules en el Congreso que sus rivales y Fajardo, al lograr un repunte significativo en las listas del Partido Verde para Cámara y Senado, siguen empeñados en la lucha y a la espera de los acuerdos que logren con otros partidos como el Partido de la “U”, el Conservador, y algunos parlamentarios del partido Liberal, en el caso de Vargas Lleras; y en el caso de Fajardo, con algunos dirigentes del partido liberal y otros sectores políticos y acudiendo al voto de opinión en Antioquia, Bogotá y otras regiones del país, donde no predominan las maquinarias, reafirmándose en su posición de centro, para buscarle otros proyectos al país, diferentes al dilema de “Guerra o paz”, y alejarse de la vieja rivalidad entre derecha e izquierda que promovió Uribe y en la que han encasillado a Petro.


En el caso de Humberto de La Calle, su candidatura perdió fuerza, no sólo por los errores cometidos por la dirigencia de su partido encabezada por el expresidente Gaviria, cuando en octubre del 2017, convocó la consulta en ‘frío’, y por haber estimulado la división del partido, pensando en afianzar el delfinazgo de su hijo Simón, al propiciar el retiro del senador Juan Manuel Galán y Viviana Morales, y en el que después de las elecciones del domingo, tomó fuerza un sector disidente encabezado por Juan Fernando Cristo y el senador Luis Fernando Velasco, entre otros.


Lo más seguro es que algunos dirigentes del liberalismo que no apoyen a de la Calle, por pragmatismo se vayan con Vargas Lleras, y con mayor razón en casos como el del Cauca, donde los representantes electos Carlos Bonilla y Crisanto Pisso apoyaron a Temistocles Ortega, senador electo por Cambio Radical, aunque otro sector, entre ellos el del senador Velasco, apoya a de La Calle, sobre quien se especulaba acerca de un acuerdo con Fajardo.


Lo cierto es que a pesar de la copiosa votación obtenida por Duque, Marta Lucía Ramírez y Ordóñez, estos votos no son endosables, al igual que los de Petro; pues con la reaparición de Vargas Lleras, Fajardo y de La Calle, se registrarán realinderamientos en las diferentes fuerzas y el voto de opinión entrará a jugar un papel importante, principalmente en las grandes ciudades, donde los gamonales no ejercen absoluto control sobre las clientelas.
Sin embargo no hay que desconocer que Duque y Petro se perfilan como favoritos para pasar a la segunda vuelta.


La pírrica votación obtenida por las Farc, no sólo puede achacarse a las dificultades que por boicoteo de sus opositores e incumplimiento del gobierno debió sortear este grupo para realizar su campaña. Demuestra que su discurso de redentores armados de unas mayorías populares a las que decían representar, ya no cala, y esto se hace extensivo con el Eln, que debe aprender de la experiencia y retomar con los diálogos en Quito, pues en estos tiempos la simpatía que despertaba la guerrilla entre importantes sectores de la población, no puede compararse con la que experimentaron el M-19 y otros grupos desmovilizados en 1991.


Aurelio Iragorri Valencia, director nacional del partido de la “U”, el que más perdió curules en el Congreso, anunció que este viernes decidirán su apoyo oficial a un candidato a la presidencia, posiblemente Vargas Lleras, aunque no se descarta que por su cuenta y desconociendo las directrices del partido, dirigentes como Armando Benedetti y Roy Barreras, por debajo de acuerdo respalden a de la Calle o a Fajardo. En el partido Conservador también hay tendencias, unos dispuestos a seguir a Duque y otros con Vargas Lleras.


Descartado por el partido Conservador el ofrecimiento de la vicepresidencia a uno de sus dirigentes, lo más seguro es que el candidato Pinzón sea la fórmula de Vargas Lleras.


En el Senado, Luis Fernando Velasco conservó su curul (cerca de 75.000 votos, 33.000 en Cauca) aunque siendo superado en el departamento por Temístocles Ortega de Cambio Radical, (64.000 votos en total, 54.000 en Cauca) respaldado por los representantes Bonilla y Pisso y algunos conservadores. Por el MAIS, El dirigente indígena Feliciano Valencia, votos obtuvo curul para el Senado por la circunscripción especial indígena. Con raíces caucanas, por el Centro Democrático, la senadora Paloma Valencia Laserna, conservó su curul.


Para la Cámara hay expectativa por conocer el escrutinio final en el que se dirimirá el ‘cabeza a cabeza’ que libran por la cuarta curul, los dirigentes de la “U”: Felipe Muñoz, quien figuraba como ganador en el último boletín oficial y Faber Muñoz el ‘gallo’ del clan Iragorri. Ambas candidaturas han extremado su vigilancia al conteo final, especialmente de los votos recolectados en apartados corregimientos de municipios de la costa Pacífica, pues en elecciones anteriores se han presentado sorpresivas votaciones que han definido ganadores.